La invidencia no es un obstáculo

Fotógrafos que capturan más que imágenes

A lo largo de nuestras vidas hemos escuchado a nuestros padres y familiares decir que poseer nuestros cincos sentidos es un regalo divino, un don que sin duda debemos agradecer, pero se han preguntado ¿qué pasa cuando carecemos o perdemos uno de estos sentidos? Como por ejemplo, el sentido de la visión, ¿alguna vez hemos conocido a alguien que no pueda ver el mundo exterior como la mayoría lo hacemos?

 

En toda la extensión de nuestro mundo existen personas que por nacimiento u otras circunstancias son invidentes, y aunque eso ante muchos pueda llegar a ser un defecto o un destino cruel se conoce por diferentes estudios a nivel mundial que el carecer de este sentido en específico nos hace desarrollar mucho más el resto, e incluso a ampliarlos tanto que puede decirse que se llega a poseer un sexto sentido: el de la intuición.

 

Ahora bien, como nuestro título lo ha señalado, la invidencia no es un obstáculo para retratar o tomar una buena fotografía, incluso en lo largo y ancho del planeta tierra existen miles de fotógrafos con esta condición, que no sólo son capaces de tomar fotografías, sino que estas llegan a ser muy buenas, transmitiendo mucho más de lo que se puede ver a simple vista; como se mencionó anteriormente, el invidente desarrolla más el resto de sus sentidos, lo cual hace que sean capaces de percibir estados de ánimo, sonidos mínimos, e incluso cambios en el ambiente (porque estos llegan a tener una relación bastante estrecha con la naturaleza, porque son capaces de escucharla), así mismo, estos fotógrafos ciegos también cuentan con diferentes técnicas e incluso ayudantes que vendrán haciendo el trabajo de enfocar la cámara  y describir la imagen que se ha captado.

 

Existen casos singulares en todo el mundo, por sus diferentes historias de vida y opiniones de lo que es trabajar en un ámbito que se creía sólo probable para aquellos que pueden ver, estás personas son fuente de inspiración para todos, porque a pesar de no contar con el sentido fundamental de la vista no se rindieron y encontraron un camino diferente a través de la fotografía, tales son los casos de tres excelentes fotógrafos que conoceremos a  continuación.

 

Joao Maia

 

Este hombre de 41 años, un cartero brasileño apasionado por el deporte, que al momento de quedar casi completamente ciego a la edad de 28 años encontró consuelo en la cámara, y en captar imágenes de deportistas en movimiento (con la ayuda de su oído) relatando que para tomar una fotografía no es necesario tener que verla, pues sus ojos estaban en su corazón, lo que nos demuestra una profunda pasión e interés hacia no sólo la fotografía sino a lo que esta pueda transmitir con cada toma; esto sin duda no sería posible sin la colaboración de dos excelentes ayudantes, de los cuales él comenta que sin su ayuda no podría hacer nada, pues estos le ayudan con la edición y publicación de cada una de sus imágenes.

 

Sonia Soberats

 

Sonia, una de las fotógrafas invidentes más famosas del mundo es proveniente de Venezuela y nunca se imaginó dedicarse a la fotografía antes de perder la visión, su historia, la cual es inspiradora y triste (perdiendo a sus dos únicos hijos por diferentes enfermedades, y perdiendo de su visión en el transcurso de esas dos muertes) es fuente de motivación para muchos pues esta logró encontrar el consuelo que necesitaba a través de la fotografía. Soberats explica que para ella, captar una imagen consta de una ardua planificación y mucha imaginación, utilizando el sentido del tacto para captar cada uno de los aspectos de la imagen y con la ayuda de su asistente es capaz de organizar a cada uno de sus modelos, dándole vida a sus imágenes, señalando que cuanto más difícil es una foto, más interesante y más gratificante es cuando es capaz de completarla y es buena.

 

Victorine Floyd Fludd

 

Fludd era una joven completamente normal a la cual le fascinaban diferentes artes, entre las cuales estaba el de la fotografía; a la corta edad de 26 años recibió la noticia de que no volvería a ver a causa de la diabetes y esta pensó que no podría volver a tomar una fotografía, sin embargo, tras unirse a un grupo de apoyo para invidentes donde se fomentaban clases de fotografía logró descubrir que aún podría llegar a hacerlo, y tras meses de practica consiguió dominar el sonido y el tacto como técnicas para captar una buena imagen.

 

Fuentes Bibliográficas:

Lo que hacen estos fotógrafos ciegos demuestra que no hay nada imposible

Un fotógrafo invidente documentas las competencias paralímpicas

Cuando los ciegos hacen fotos

septiembre 20, 2018

0 respuestas para "La invidencia no es un obstáculo"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

top
© weareable.club  Todos los derechos reservados.